TEL. 93 762 93 30

Carrito de compras

0,00 €

My Cart -

Artículos 1 a 12 de 130 en total
Artículos 1 a 12 de 130 en total

frigorífico industrial

 

Frigoríficos industriales y armarios frigoríficos

 

Disponemos de un amplio catálogo de frigoríficos industriales, principalmente pensados para ser empleados a nivel profesional, de manera continua y con uso intensivo, en negocios del canal HORECA.  

Contamos con un gran abanico de posibilidades para todos los tamaños y necesidades. Desde las más pequeñas neveras minibar o el bajo mostrador, hasta los frigoríficos de mayor volumen, que pueden ir de 1 a 4 puertas.

Los mini bares son neveras de dimensiones reducidas ideales para habitaciones de hotel, que quieren ofrecer snacks y bebidas a los huéspedes. En todo tipo de negocio los frigoríficos industriales ocupan una parte esencial en las cocinas profesionales. En SERHS Equipments tenemos diferentes modelos de frigoríficos industriales y armarios frigoríficos para hostelería trabajando siempre con prestigiosas marcas como Liebherr, Eurofred, Infrico y Coreco para la mejor calidad y adaptarnos mejor a tus necesidades.

 

 Armarios frigoríficos industriales

 

Los frigoríficos industriales permiten conservar todo tipo de alimentos que sea de manera temporal para los productos frescos o para una conservación más larga con los productos congelados. Se diferencian en varios modelos según lo que ofrece tu negocio: secador de embutidos, refrigerador para pescado, pastelería y congeladores.

 

Las dimensiones, la capacidad del producto y el uso también cambian de un modelo a otro. Algunos se presentan con una o dos puertas, otros con temperaturas negativas y positivas.  Los armarios frigoríficos industriales son claves para que puedas organizar y preservar de una forma correcta los alimentos que vayas a manipular. Para conservar para pescado, para pastelería, para fermentación, congelación.


Características de los frigoríficos para hostelería

 

Escoger un frigorífico para la hostelería no es una tarea fácil, todo dependerá de las necesidades que tenga tu establecimiento.

A continuación, te mostramos unos criterios a tener en cuenta que te pueden ayudar a tomar tu decisión de compra. La primera cosa que debes preguntarte es donde vas a colocar el armario frigorífico. Esto nos determinará del espacio del que disponemos para la nevera o armario frigorífico. Según el espacio disponible la ubicación podremos optar por una nevera de tamaño pequeño, como el frigorífico bajo mostrador o minibar, o de tamaño mayor como el armario vertical de 1 o 2 puertas. Esto también irá marcado por el volumen de almacenaje que necesites.

Ahora que ya tenemos claro el tamaño del armario frigorífico debemos preguntarnos cual va a ser su función, para que la necesitaremos. Básicamente podemos encontrar 2 opciones: Guardar y almacenar productos o exponerlos. Según las necesidades de tu negocio y objetivo de éste, debes pensar en qué tipo o tipos de productos vas a refrigerar, para conocer la temperatura o temperaturas de trabajo necesitan. La temperatura es diferente si tu materia prima son carnes y aves o lácteos y charcutería o simplemente frutas y verduras.

 

Que debes saber antes de instalar frigoríficos industriales

 

En SERHS Equipments te ofrecemos una serie de consejos antes de instalar tu frigorífico:

 

1- Ubica correctamente el frigorífico: ubicarlo en un lugar que sea seco y no esté expuesto a humedades. Que esté alejado de focos de calor como hornos, radiadores etc, lo que provocaría averías por sobrecalentamiento del aparato. Tampoco es aconsejable colocarlo cerca de la ventana, donde le pueden incidir los rayos de sol. El suelo debe ser firme y estable, pues sino el frigorífico no enfriará por igual en todo el interior. Además, procura dejar un espacio entre la parte trasera y la pared, de unos 10 cm, para que el aire de ventilación pueda escapar libremente sin que se obstruya.

 

2- Limpia el frigorífico: este paso es necesario para que quede totalmente desinfectado y los alimentos no se contaminen. Para ello, usa un trapo o bayeta con agua tibia y jabón y pásalo por el interior del armario. Ten cuidado de que el agua no entre en contacto con la iluminación. Después aclararlo con agua y pasa el trapo húmedo por las juntas de la puerta para eliminar posibles restos de suciedad del transporte. Retirar el film protector de la parte de fuera que resguarda el chasis de acero inox. De posibles rayadas, y ya lo tenemos listo.

 

3- Espera un tiempo para enchufarlo. Esto es debido a que en el transporte dentro del camión el frigorífico está sometido a movimientos y los gases y líquidos internos que colaboran en el funcionamiento óptimo del mismo. Por tanto, hay que dejarlo reposar para que los líquidos vuelvan a su lugar y se reestablezcan. En líneas generales se recomienda esperar entre 6 y 8 horas.

 

4- Ajustar la temperatura. Una vez realizados los procesos anteriores, es momento de enchufar y poner en funcionamiento el armario frigorífico. La temperatura suele oscilar aproximadamente entre +2º / +5ºc y para los congeladores -16º/ -18ºc. Puedes ir variando entre los rangos de temperatura según tus necesidades. Ahora bien, la nevera tardará en alcanzar la temperatura indicada nada más enchufarlo, por lo que tendrás que esperar entre 3 y 6 horas antes de meter los alimentos en el interior.

 

Desde SERHS Equipments esperamos que estas pautas te hayan sido de gran ayuda, no dudes en contactar con nosotros para cualquier duda.