La pizza es una de las comidas más consumida y populares entre los consumidores. Hoy en día podemos encontrar pizzerías por todos lados, sin embargo, existen muchos factores claves para el éxito de un negocio y elaborar las mejores pizzas. Si estás pensando en abrir una pizzería, ¡estás de enhorabuena! A continuación, veremos algunos tips a tener en cuenta a la hora de emprender el negocio de las pizzas.

 

Ofrece las mejores pizzas del mercado

Diversidad, originalidad y calidad de los productos

 

Apuesta por crear un concepto único y competitivo, basado en una gama de productos y recetas propias apoyadas por una innovación en la cocina. Sin olvidar el sabor, ya que es algo que atrae a los clientes. Céntrate en una buena receta para que tus pizzas sean únicas y atraigan a tus clientes. Ofrecer comida de calidad y diferente a la competencia, produce que los clientes hablen de ti y empiecen a recomendar tus pizzas, lo que genera el éxito de un restaurante. Como todos sabemos el “boca-a-boca” es la mejor herramienta de marketing que podemos tener y que hará crecer nuestro negocio.

A parte del sabor y calidad de la comida, debemos prestar atención a las necesidades que necesita el mercado de nuestra zona en cada momento y ajustar el menú para atraer más clientes. Por ejemplo, ahora se está poniendo de moda la pizza en cono.

Apuesta por buena maquinaria

 

Siguiendo en la línea del punto anterior, para conseguir un mejor producto y satisfacer las necesidades, tanto de los clientes como de los que elaboran el producto, hay que asegurarse de tener la mejor maquinaria posible.

No solo un buen horno es necesario para hacer las mejores pizzas, son igual de importantes las picadoras de carne o verduras, las vitrinas de ingredientes, las mesas de trabajo o las bases para pizzas.

Para la elaboración de una buena pizza necesitarás en primer lugar una buena amasadora. Las hay de muchos tipos y modelos, pero la ideal para la elaboración de masa de pizzas son las que tienen el cabezal fijo. Una vez preparada la masa es hora de aplanarla. Puedes optar por la manera tradicional que es con un rodillo o optar por una laminadora de masa. Ambas opciones hacen más o menos la misma función, aunque nosotros aconsejamos la laminadora ya que es mucho más profesional y te ayudará a ahorrar tiempo, a la vez que ganar calidad personal.

Con la masa ya preparada, toca dar rienda suelta a la imaginación y añadir los topping a la masa. En esta tarea nos ayudará tener una mesa fría especial para pizzas. En ella podrás mantener los ingredientes fríos, listos para ser añadidos a la pizza y en condiciones óptimas, a la vez que te será mucho más fácil su manipulación. Las mesas refrigeradas para pizza son especiales también porque tienen la encimera de mármol o Silestone, lo que ayudará a que la masa no se adhiera a la mesa.

La pizza ya está lista para hornear, por eso mismo necesitarás una base para colocarla y una pala para entrar y sacar la pizza del horno sin sufrir quemaduras. Un buen horno para pizza es fundamental para conseguir un cocinado y dorado uniforme. El horno que escojas puede ser eléctrico, a gas o de piedra, todos ellos harán bien su función, aunque harán que el sabor final varíe un poco. Eso sí, sobre todo asegúrate de que el horno llegue a la temperatura necesaria para una buena cocción de la pizza, que son los 300ºc.

Dependiendo si en tu restaurante vas a ofrecer también pasta, necesitarás un cuece pasta. Y no te olvides de otra maquinaria como puede ser un arcón congelador , una cortadora de fiambres, una vinoteca para que tus clientes puedan acompañar las pizzas con un buen vino, un baño maría para las salsas o incluso pequeño menaje como pueden ser ralladores para el queso.

Asegúrate de dar un valor agregado en el servicio al cliente

Promoción y precios económicos

 

Montar un negocio, no solo es escoger el local e instalar las máquinas. Deberemos hacer correr la voz acerca de nuestra pizzería, ya que la publicidad es algo esencial para poder lograr el éxito. Cuando alguien quiera comprar una pizza, su nombre debe ser el primero que se le venga a la mente al cliente. Esto lo podemos conseguir haciendo, por ejemplo, imanes para la nevera con el nombre y el número de teléfono de la pizzería, así nuestro cliente siempre tendrá a mano nuestro teléfono. También podemos imprimir folletos con todo lo que ofrecemos u otra opción que siempre funciona es repartir cupones con descuentos, para que las personas se animen a probar sus pizzas.

La mayoría de los clientes ven la pizza como una comida accesible para toda la familia, así que deberemos ajustar nuestros precios promocionando ofertas especiales como, por ejemplo: si compran 3 pizzas la tercera tiene un 50% de dto.

 

Los empleados

 

Aunque no lo creamos, los empleados son uno de los eslabones clave para lograr el éxito en un negocio, ya que son claves a la hora de ofrecer un valor agregado en el servicio al cliente. Eso se debe a que ellos serán el primer punto de contacto con nuestros clientes, donde una mala o buena experiencia podrá influir para que ese cliente se convierta o no en un cliente repetidor. Ofrecer ofertas increíbles no servirá de nada si no va acompañado de una buena atención al cliente. Por ello, mantener a tus empleados motivados y contentos será una parte clave de tu negocio.

 

El cliente siempre tiene la razón

 

 Este último punto va relacionado con el punto anterior ya que ofrecer un valor agregado en el servicio al cliente es la pieza. Los comentarios de los clientes ayudan a mejorar la calidad en la atención al cliente. Por ello, una buena apuesta sería utilizar una estrategia de “Voice Marketing”, concepto que consiste en hablar con los empleados y consumidores acerca de nuestros productos.

 Ahora que ya tienes todo lo que necesitas saber para tener éxito con tu pizzería, solamente te hace falta ponerte … ¡¡ manos a la masa!!