El horno se ha convertido en un imprescindible en cualquier negocio de restauración o cafetería. Es obvio que una buena receta de cocina depende del cocinero, los ingredientes y de la cocción por lo que las características que tenga este electrodoméstico son importantes, así como el mantenimiento de este.

El horno requiere equipos de acción de calor que faciliten la realización de procesos físicos y químicos; por esa razón hay diferentes modelos que funcionan alimentados por gas o electricidad y presentan diferentes capacidades.

Para que la relación con nuestro horno comience bien, cualquier fabricante nos recomienda encenderlo por primera vez en vacío y durante 30 minutos a una temperatura de 250º. Posteriormente, hay que proceder a su limpieza en frío con un paño húmedo.

¿Cómo sacar mayor partido a nuestro horno?

El horno de hostelería u horno industrial es uno de nuestros mejores aliados siempre y cuando lo utilicemos correctamente. ¿Cómo ahorrar energía? ¿Cuáles son los moldes adecuados para cocinar? ¿Cómo hacer la limpieza? Es preciso que nos hagamos estos interrogantes para sacarle el mayor partido posible a nuestro horno para pizza, horno para pan u horno eléctrico industrial.

1. El material de los recipientes

Puedes usar moldes y recipientes con materiales que no sean reflectantes. En este caso, hablamos de aluminio esmaltado, aluminio revestido o cristal resistente al calor. Normalmente, en aquellos materiales que son claros, como el acero inoxidable o el aluminio que reflecta, el calor no logra alcanzar al alimento.

Asimismo, se recomienda no usar papel de aluminio reflectante para tapar el suelo del interior del aparato o la rejilla.

2. Uso correcto de las funciones

Lo normal es que el horno del restaurante tenga diferentes funciones y opciones para conseguir los mejores resultados. Para el manejo de la mayoría de los aparatos destacamos principalmente:

1. Usar el ventilador de aire caliente para que el calor se pueda repartir de forma homogénea por el interior. Esta función es muy útil si queremos hacer repostería o pizza.

2. Permite cocinar con aporte de humedad, lo cual es ideal para cocinar pescados, asados y pan.

3. Con unas funciones básicas se pueden elaborar muchas recetas. Por ejemplo, si aplicamos aire caliente a máxima temperatura y ventilador podemos cocinar mariscos a la plancha, sardinas o, incluso, patatas fritas.

3. Limpieza y mantenimiento

El mantenimiento y la limpieza diarios son esenciales y hay que evitar trucos caseros. Lo ideal es hacer dicha limpieza con productos recomendados para el fabricante.

Una opción para hacer una buena limpieza es la pirólisis porque así se alcanzan temperaturas muy elevadas. Este proceso permite que los restos de grasa queden carbonizados y sea mucho más fácil retirarlos con un paño húmedo.

4. Temperatura

La temperatura de los hornos industriales varía según el uso que se les vaya a dar y según los efectos que producen. Tenemos desde hornos especiales para producir efectos físicos hasta hornos con efectos químicos.

Diferentes tipos de hornos

Elegir un horno para tu cocina profesional dependerá de qué características necesite tu negocio. Si dispones de una cocina pequeña y quieres sacar el máximo partido a tu espacio el horno microondas industrial RCS 511 TS te permitirá tener dos electrodomésticos en uno. Si necesitas servir a muchos comensales en poco tiempo un horno como el horno mixto directo programable RDT-115E que tiene capacidad para más bandejas. Este tipo de horno te permite regular el tipo de cocción y puede adaptarse a muchos tipos de receta ya que es de tipo mixto.

Dependiendo de la finalidad del horno puedes elegir un horno de convección para conseguir un cocinado homogéneo gracias a su uso de turbinas y ventiladores o estático, más recomendado para productos que deben ser cocinados lentamente como bizcochos o pizzas.

Un horno industrial es una parte fundamental de tu maquinaria de hostelería. En SERHS Equipments encontrarás modelos de las mejores marcas.